Calcula tu ahorro

Reguladores de carga solar: ¿qué son y para qué sirven en una instalación de placas solares?

Última actualización: 16 de Febrero de 2024

Autor: Gabriel Sola

Los reguladores de carga solar son uno de los elementos más importantes de una instalación fotovoltaica con baterías. Con todo, suele existir bastante confusión terminológica respecto a este tema, y también es habitual tener dudas acerca de qué dispositivo elegir para integrarlo en nuestro sistema fotovoltaico.

En este artículo te explicamos qué es un regulador de carga solar, para qué sirve, cómo monitorizarlo para detectar y prevenir posibles problemas, cuál es su precio medio y qué tener en cuenta a la hora de comprar uno para aprovechar al máximo el autoconsumo solar. ¡Sigue leyendo!


¿Qué es un regulador de carga solar?

Un regulador de carga solar es un dispositivo que se añade al sistema de placas solares para regular el flujo de energía entre paneles y baterías teniendo en cuenta el voltaje y la intensidad. Precisamente por ello, va situado entre estos dos elementos. Su función principal es alargar la vida útil de las baterías al asegurar que la recarga se está realizando de manera eficiente.

Más en detalle, un regulador de carga solar se encarga de mantener el equilibrio entre las fases existentes del llenado de baterías, conocidas como bulk, absorción y flotación. De este modo se previene el deterioro prematuro de las baterías.

  • Bulk: la corriente que se produce en el campo fotovoltaico es transferida a las baterías a máxima velocidad cuando está descargada. De este modo, la tensión de la batería aumenta hasta llegar al 80% - 90% de carga.

  • Absorción: la fase de absorción se encarga de suministrar el % restante de carga a la batería. Ahora la corriente de carga se transfiere de manera más pausada hasta alcanzar el límite de absorción.

  • Flotación: en esta última fase, y con la batería completamente cargada, se proporciona la energía necesaria para que esta permanezca siempre al 100% a medida que la electricidad de la batería se va utilizando. 

Además realizar estos controles, un regulador de carga solar también se encarga de:

  • Facilitar información sobre el sistema de placas solares al completo incluyendo el nivel de carga, la energía generada y el voltaje de las baterías.

  • Impedir que las baterías se queden completamente descargadas por las noches cuando no se está transfiriendo energía.

  • Prevenir las descargas cuando hay dispositivos consumiendo corriente directamente desde las baterías.

 


¿Cuántos tipos de reguladores solares hay?

Todas las instalaciones de placas solares aisladas presentan dos tipos de reguladores de carga solar: el regulador PWM y el regulador MPPT. Si bien sus funciones son las mismas, es decir, mantener la eficiencia del flujo de corriente entre la instalación fotovoltaica y las baterías, los casos en las que se aplican cada una de ellas son diferentes.

Regulador de carga PWM

Un regulador solar PWM (Modulación por anchura de pulsos) cuenta con un único diodo y, en consecuencia, las baterías solares funcionan a la misma tensión que las placas fotovoltaicas. Este tipo de regulador proporciona la carga a las baterías de forma gradual en la fase de flotación, por lo que el llenado de las baterías se produce poco a poco y de manera estable.

Con todo, los módulos trabajan el ritmo que la batería necesita en base a su estado de carga y no en función de su punto de máxima potencia, lo que produce una pérdida de potencia que puede alcanzar el 25% - 30%.

Regulador de carga MPPT

Un regulador de carga MPPT (Seguidor del punto de máxima potencia) cuenta con un diodo, un convertidor de tensión CC-CC y un seguidor de punto de máxima potencia. Gracias a ello, cuenta con una eficiencia mayor que un regulador PWM: el convertidor de tensión permite trabajar a diferentes tensiones en el campo fotovoltaico y en la batería; el seguidor de punto de máxima potencia posibilita la adaptación de la tensión de funcionamiento en el campo fotovoltaico a la que proporcione la máxima potencia.

Debido a todo lo anterior, los reguladores solares de carga MPPT pueden incrementar en hasta un 30% la producción de energía de placas fotovoltaicas en comparación con los reguladores PWM.


¿Cómo saber qué regulador de carga solar elegir?

Para elegir correctamente un regulador de carga, hay que tener en cuenta una serie de aspectos que nos ayudarán a determinar cuál es la mejor opción, y son los siguientes.

Capacidad de carga del regulador

La capacidad de carga del regulador solar va a determinar la cantidad de energía que será suministrada a las baterías. Por lo tanto, hay que tener en cuenta la cantidad de energía que necesitamos suministrar como un valor fundamental.

Sistema de voltaje

A la hora de comprar un regulador de carga solar hay que prestar atención al sistema de voltaje de la batería, ya que el regulador que compremos ha de ser compatible con él. De lo contrario, el sistema será menos eficiente e, incluso, corre el riesgo de dañarse.

Clasificación de amperios-hora

La clasificación amperios-hora de la batería nos informa de la capacidad de almacenamiento de energía de la batería. Este dato es imprescindible para elegir correctamente el regulador de carga solar.

Sistema de carga

Los sistemas de carga principales son PWM y MPPT, y la elección de uno u otro va a depender de las necesidades de cada sistema, tal y como hemos explicado más arriba.

Características de la instalación fotovoltaica

El tipo de paneles solares empleados, las condiciones climatológicas presentes y la ubicación de la instalación pueden influir en la eficiencia del sistema y, por eso, son aspectos a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión.

Tamaño del regulador de carga solar

El tamaño del dispositivo también es relevante y, para saber por cuál decantarnos, debemos tener en cuenta la corriente máxima de carga que las baterías soportan. Si una batería es de 12 voltios, su capacidad es de 100 Ah y su tasa de descarga es del 20%, entonces la corriente máxima de carga es de 20 Amps.

Además, también debemos determinar cuál es la corriente máxima que soportan las placas fotovoltaicas y, para ello, es preciso seguir estos pasos:

  1. Verificar la corriente máxima de cortocircuito (Isc)

  2. Verificar la corriente máxima de operación (Imp)

  3. Multiplicar el valor más alto obtenido por el número de placas solares del sistema.

También es imprescindible calcular la capacidad del regulador, la cual se obtiene al sumar la corriente máxima del panel solar y la corriente máxima de carga. El resultado debe redondearse a números enteros e interpretarse en amperios.


¿Cuánto cuesta un regulador solar?

El precio de un regulador de carga solar va a depender de muchos factores, siendo el principal el tipo de regulador (PWM o MPPT) y los voltios de los paneles solares. Por supuesto, la marca del regulador de carga también jugará un papel fundamental, ya que casas comerciales como Morningstar, Schneider Xantrex, Renogy y Victron Energy cuentan con precios variables para productos similares.

El siguiente cuadro muestra una estimación básica de los reguladores de carga solar según su tipo y el voltaje soportado.

Tipo de regulador Voltaje Rango de precios estándar
PWM 12/24/48 V 30€ - 150€
MPPT 100 - 150 V 100€ - 500€
MPPT 150 - 250 V 500€ - 1.000€
 


¿Es necesario realizar mantenimientos?

Por lo general, y tal y como sucede con la mayor parte de los dispositivos de este tipo, no hay un mantenimiento al uso que se deba realizar cada cierto tiempo, pero sí es importante monitorizar su funcionamiento para detectar posibles errores y solucionarlos.

Para llevar a cabo un análisis del estado de un regulador de carga solar se deben analizar varios elementos como los que te explicamos aquí.

Revisión del cableado

El paso más básico para cerciorarnos de que el cargador está funcionando correctamente es comprobar que los cables están en perfecto estado y conectados en el sitio que les corresponde. De este modo, en caso de error, podremos confirmar o descartar que esta sea la causa.

Comprobación de la batería

Para que el regulador de carga solar funcione adecuadamente, la batería debe encontrarse en un estado óptimo de rendimiento. Es decir, si la batería está dañada, es muy probable que el regulador no funcione de la manera esperada.

Revisión del regulador de carga solar

Por último, debemos comprobar el estado del regulador de carga en sí mismo. Por ejemplo, si sus cables no se encuentran en buen estado, es posible que en poco tiempo suframos un fallo relacionado con su funcionamiento, si es que todavía no ha sucedido.

Además de las comprobaciones oculares anteriores, hay una serie de pruebas que podemos realizar para evaluar el estado del cargador solar y determinar si necesitamos realizar tareas de mantenimiento. Eso sí, ten en cuenta que, para llevarlas a cabo, será necesario desconectar el regulador del resto de dispositivos.

  1. Analizar el voltaje de salida

Con la ayuda de un multímetro, realiza una medición del voltaje de salida del dispositivo. Si el resultado es considerablemente inferior a la clasificación de la placa fotovoltaica, entonces probable que el regulador esté experimentando un fallo o sea defectuoso.

  1. Comprobar el voltaje de entrada

Debemos medir el voltaje de entrada del regulador con un multímetro y asegurarnos de que este no es demasiado elevado, ya que, en este caso, es bastante habitual que el dispositivo esté experimentando un fallo.

  1. Examinar la resistencia interna

De nuevo con la ayuda de un multímetro, debemos medir la resistencia interna del regulador. Si observamos una resistencia demasiado alta o demasiado baja, es indicativo de la existencia de un problema. En el caso de que la resistencia sea demasiado alta, podemos estar ante un problema de deterioro del dispositivo; si la resistencia es demasiado baja, puede que se haya producido un cortocircuito en el interior del regulador de carga.


Descubre todos los Componentes de una instalación fotovoltaica

Kits Solares

Baterías Solares

Contador Bidireccional

Inversor Solar


Preguntas Frecuentes sobre Baterías Solares

El número de placas solares que puedas conectar a un regulador va a depender, en última instancia, del tipo de placas solares de las que dispongas, así como del tipo de regulador que vayas a utilizar. Para conocer cuántas placas admite un único regulador, has de corroborar primero su capacidad de carga, la cual aporta información sobre la cantidad máxima de corriente que son capaces recibir y de procesar. La operación para saber el número de placas que puedes conectar al regulador es sencilla: si tienes 3 placas de 100 vatios por placa, entonces el total de potencia es de 300 vatios. Si el regulador tiene capacidad para gestionar hasta 400 vatios, entonces puedes vincular las 3 placas sin problema. Si, por el contrario, el regulador tan solo trabaja hasta 200 vatios, entonces debes reducir el número de paneles conectados. En este sentido, es muy importante que, para mantener la vida útil del regulador de carga solar al máximo, no sobrecargues el dispositivo.

Algunas personas con amplios conocimientos técnicos y experiencia extensa en sistemas de placas fotovoltaicas sí serán capaces de arreglar los fallos que experimentan estos dispositivos. Sin embargo, si este no es tu caso, es recomendable que contactes con un técnico experto, ya que una mala reparación o un daño causado durante la reparación puede tanto poner en peligro tu integridad como causar daños adicionales. Precisamente por ello, te recomendamos contar siempre con ayuda profesional.

La vida útil media de un regulador de carga solar de una calidad elevada es de entre 5 y 10 años aunque, para ello, será necesario revisar periódicamente el dispositivo para asegurarnos de que se encuentra en perfecto estado. Con todo, la duración de cada regulador solar va a depender también de las características particulares de cada producto.
Gabriel Sola
Escrito por
Gabriel Sola
CEO Optime Services
En optime services somos un equipo de más de 100 personas, que desde hace más de 10 años, nos preocupamos de que nuestros clientes tengan la mejor tarifa en su factura y sean conocedores de todas las opciones de ahorro, como el autoconsumo.
Déjanos tu valoración
4.04 basado en 56 opiniones
ÍNDICE DE CONTENIDOS
Pásate al autoconsumo
Desde
39,90
€/mes
0% de interés (TIN 0% TAE 1,94%)

¿Hablamos?