Calcula tu ahorro

Autoconsumo industrial: ¿En qué consiste y qué precio tiene?

Última actualización: 15 de Septiembre de 2023

Autor: Francisco Giménez

Al igual que sucede en las viviendas individuales y las comunidades de vecinos, donde instalar placas solares de autoconsumo supone un considerable ahorro en la factura eléctrica, también existe el autoconsumo industrial, del cual se pueden beneficiar muchos negocios y empresas.

Hoy te hablamos de las ventajas del autoconsumo aplicado al ámbito industrial, además de la normativa y ayudas disponibles con las que podremos aprovechar la energía solar para nuestro propio beneficio.

 


¿Cuál es el precio de una instalación de autoconsumo industrial?

Como siempre sucede en estos casos, el coste final de una instalación fotovoltaica dependerá de varios factores como lo son la potencia contratada, la calidad de los componentes, el tipo y tamaño de instalación necesaria o el uso de acumuladores, entre otros aspectos.

Para dimensionar correctamente una instalación de autoconsumo industrial, se tendrán en cuenta principalmente los siguientes conceptos:

  • Consumo habitual: saber cuál es el coste mensual de electricidad de nuestra empresa es esencial porque así sabremos la potencia necesaria para cubrir nuestra demanda energética y alcanzar el porcentaje de ahorro deseado.
  • Espacio disponible: una vez sabemos qué potencia necesitamos para cubrir nuestra demanda energética, podremos saber también el número de placas y la cantidad de energía que debe producir cada una de ellas según el espacio del que dispongamos para nuestra instalación.
  • Servicios incluidos: el presupuesto de nuestra instalación de autoconsumo dependerá también de los servicios que incluya la empresa instaladora, como pueden ser las inspecciones periódicas, la gestión de subvenciones, o la garantía de producción, entre otros.

Las subvenciones y ayudas destinadas a incentivar el uso de sistemas de autoconsumo ayudarán a hacer frente a los costes de nuestra instalación y permitirán rentabilizar todavía más nuestras placas solares.

A grandes rasgos, podemos establecer el coste medio de una instalación de placas solares industrial entre los 25.000 y los 50.000 euros.


¿Qué ventajas tiene el autoconsumo industrial?

El autoconsumo industrial nos permite aprovechar un recurso natural como lo es la radiación solar, muy abundante en nuestro país, para reducir el consumo y costes de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de nuestro negocio.

Aplicando el autoconsumo al ámbito industrial, como primera ventaja tenemos el espacio disponible para nuestra instalación, que en este caso suele ser mucho mayor. Esto nos permite poder colocar más placas solares y obtener una mayor potencia energética. Al poder contar con una mayor superficie, podremos recurrir a las placas policristalinas, mucho más económicas y perfectamente válidas para conseguir una reducción drástica en la factura de la luz.

Además del espacio disponible, tenemos la ventaja de que la actividad industrial se desarrolla generalmente durante las horas de sol, que es cuando las placas fotovoltaicas estarán funcionando a pleno rendimiento y también cuando el precio de la luz se encuentra en la franja más alta.

Estas ventajas, además de las ayudas y bonificaciones fiscales a las que podremos acceder por instalar placas solares, hacen que el autoconsumo sea una actividad todavía más rentable a pesar de la elevada inversión inicial. Así, se estima que podremos haber recuperado este dinero invertido en un periodo de tiempo de unos 5 años.

Por último, pero no por ello menos importante, el uso de placas solares para generar energía evita las emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes, contribuyendo a una industria mucho más limpia y al cuidado del planeta. Esto, por otra parte, también repercutirá positivamente en la imagen de nuestra empresa de cara a los consumidores.


Normativa para la instalación de placas solares en empresas

El Real Decreto 244/2019 establece los trámites necesarios y obligatorios para tener una instalación de placas solares dentro de la legalidad. Aquí se establece el procedimiento en cada caso, dependiendo de la potencia de nuestro sistema fotovoltaico, de la conexión o del tipo de autoconsumo que vayamos a disfrutar.

Dependiendo de cómo vayamos a gestionar los excedentes energéticos generados en nuestra instalación solar, será necesario realizar una serie de trámites u otros.

Instalación sin excedentes

Estos sistemas están conectados a la red de distribución eléctrica, pero en ningún caso inyectan de vuelta los excedentes energéticos producidos. Los trámites básicos para legalizar este tipo de instalaciones son los siguientes:

  • Diseño de la instalación fotovoltaica
  • Autorizaciones ambientales y de utilidad pública
  • Autorización administrativa previa y de construcción
  • Licencia de obras e impuesto de construcciones y obras (ICIO)
  • Ejecución de la instalación fotovoltaica
  • Inspección inicial e inspecciones periódicas
  • Certificado de instalación y/o de fin de obra
  • Autorización de explotación
  • Inscripción en el Registro Autonómico de Autoconsumo
  • Inscripción en el Registro Administrativo de Autoconsumo de energía eléctrica

Instalación con excedentes

En el caso de que nuestra instalación sí vaya a inyectar de vuelta a la red eléctrica los excedentes generados, será necesario realizar otro tipo de trámites adicionales. Aquí debemos distinguir entre dos modalidades:

  • Instalaciones acogidas al sistema de compensación simplificada: en cuyo caso recibiremos una compensación económica por los excedentes inyectados a la red eléctrica.
  • Instalaciones no acogidas a compensación: cuando por las características de nuestra instalación no podamos, o no queramos, acogernos al sistema de compensación simplificada, podremos vender nuestros excedentes al mercado eléctrico.

En el caso de aprovechar de alguna de estas formas los excedentes generados en nuestra instalación fotovoltaica, será necesario realizar también alguno de los siguientes trámites:

  • Acuerdo de reparto y contrato de compensación de excedentes
  • Inscripción en el Registro Administrativo de Instalaciones Productoras de Energía Eléctrica (RAIPEE)
  • Contrato de representación en mercado

Por norma general, la empresa instaladora será la encargada de realizar los trámites indispensables para que nuestro sistema fotovoltaico se encuentre dentro de la legalidad, además de solicitar las ayudas y subvenciones disponibles en cada caso.


¿Qué ayudas para el autoconsumo solar en empresas hay?

Para incentivar el uso de placas solares en nuestro país, las administraciones públicas ponen a disposición de los consumidores una serie de ayudas y bonificaciones con las que hacer frente al desembolso necesario para realizar una instalación fotovoltaica de autoconsumo.

De los 6 programas de ayudas recogidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, los 3 primeros se dirigen al sector empresario, de la siguiente manera:

  • Programa 1: dirigido al autoconsumo y almacenamiento dentro del sector servicios. Se destinan a este programa 120 millones de euros, de los cuales 20 millones son para almacenamiento. Esto puede suponernos una subvención de hasta el 45% de nuestra instalación solar.
  • Programa 2: dirigido al autoconsumo y almacenamiento en otros sectores productivos, como lo son la industria o el agropecuario. Aquí contamos con 175 millones de euros, 25 millones de los cuales se destinan a almacenamiento. Al igual que en el Programa 1, esta ayuda puede suponer hasta el 45% del coste de la instalación.
  • Programa 3: para la incorporación de baterías solares en sistemas de autoconsumo ya existentes en los distintos sectores económicos disponemos de un total de 45 millones. Optamos aquí a una ayuda que puede cubrir hasta el 65% del coste del almacenamiento que vayamos a instalar.

Al igual que sucede en el caso de las instalaciones fotovoltaicas residenciales, estos porcentajes también se incrementarán un 5% cuando nos encontremos en municipios de menos de 5.000 habitantes o en aquellos con menos de 20.000 habitantes situados en entornos rurales donde los distintos núcleos de población cuenten con menos de 5.000 habitantes.

 


Descubre los tipos de instalación de placas solares

Instalación Aislada

Instalación Colectiva

Instalación en Autocaravanas

Instalación para Aerotermia

Instalación para Barcos

¿Cuántas placas solares necesitas?


 

Preguntas Frecuentes sobre Autoconsumo Industrial

Además de las ayudas destinadas a subvencionar las instalaciones de placas fotovoltaicas y baterías solares, no debemos olvidar que contamos también con ciertas bonificaciones fiscales, como es el caso del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), del que podemos desgravar hasta el 50%, o del ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), del que podríamos desgravar hasta un 95%. También tendríamos por último una bonificación del IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas) de hasta el 50%.

Si queremos saber los requisitos necesarios para acceder a estas deducciones fiscales o los porcentajes de bonificación que podremos disfrutar, lo mejor es consultar directamente en nuestro ayuntamiento, ya que estos impuestos cambian según el municipio en el que vayamos a instalar nuestro sistema fotovoltaico.

Los sistemas fotovoltaicos industriales cuentan con algunas características en común, como lo son la extensa superficie que tendremos en estos casos para instalar nuestras placas, el hecho de que la actividad industrial tenga lugar durante las horas de sol en las que los paneles funcionarán a pleno rendimiento, o las subvenciones y ayudas disponibles destinadas a incentivar el uso de la energía solar para el autoconsumo.

Estos y otros factores son los que hacen que podamos amortizar en un periodo aproximado de unos 5 años la inversión de nuestra instalación industrial, lo que se traduce en una alta rentabilidad que nos dará grandes beneficios económicos.

Los contratos PPA (Power Purchase Agreement) consisten en la compraventa de energía de una instalación solar durante un tiempo determinado. Si nos acogemos a este tipo de acuerdo, no será necesario realizar una inversión inicial, ya que la planta fotovoltaica no será nuestra propiedad hasta que termine nuestro acuerdo de venta de energía.

Este tipo de contratos tienen muchas ventajas con respecto a los acuerdos EPC (Engineering, Procurement, Construction) también llamados “llave en mano”, ya que además de no exigir un importante desembolso inicial para realizar la instalación de placas solares, tampoco tendremos que hacernos cargo por ejemplo del mantenimiento, que en el caso de los contratos PPA corren a cargo del proveedor.

Francisco Giménez
Escrito por
Francisco Giménez
Director de operaciones de Ensoval Renovables
Licenciado en Ciencias Ambientales y técnico superior en eficiencia energética y energía solar. Profesional con más de 10 años de experiencia en el sector de las energías renovables.
Déjanos tu valoración
4.05 basado en 21 opiniones
ÍNDICE DE CONTENIDOS
Pásate al autoconsumo
Desde
39,90
€/mes
0% de interés (TIN 0% TAE 1,94%)

¿Hablamos?

Pásate al autoconsumo

Haz tuya la energía y empieza a ahorrar en tu factura de la luz. Te ayudamos a ahorrar con la energía del sol con las pejores placas solares para autoconsumo.

Placas Solares
Toda la información sobre placas solares que necesitas conocer
Autoconsumo
Descubre todos los detalles necesarios para pasarte al autoconsumo energético
Normativa
Te explicamos la normativa por la que se rigen las instalaciones fotovoltaicas
Componentes
Conoce todos los elementos que componen una instalación de placas solares