Calcula tu ahorro

Paneles solares flexibles: ¿qué son y cómo funcionan?

Última actualización: 24/01/2024

Autor: Francisco Gimenez

Los paneles solares flexibles son una alternativa ligera y maleable a los paneles solares tradicionales, lo cual permite transportarlos con facilidad y adaptarlos a diferentes lugares y superficies. Además, también son económicos y presentan una serie de ventajas que queremos compartir contigo. ¡Te lo contamos todo!

 

¿Qué son los paneles solares flexibles?

 

Los paneles solares flexibles se diferencian de los paneles fotovoltaicos normales en que los primeros tienen la capacidad de doblarse, mientras que los segundos suelen ser más grandes y rígidos. Las placas solares flexibles están fabricadas con materiales como láminas de silicio o polímeros, lo cual las vuelve más ligeras y delgadas. Por eso, son ideales para aquellos casos en los que el peso y la flexibilidad de la placa son factores relevantes para tu sistema de autoconsumo solar.

Debido a la alta maleabilidad que presentan, los paneles solares flexibles son perfectos para superficies curvas. Suelen ser monocristalinos o policristalinos y contar con bordes redondeados y celdas en color negro. Al estar construidos con capas de silicio hasta 300 veces más pequeñas que las capas de los paneles normales, pueden mantener la funcionalidad mientras son capaces de doblarse.

 

¿Cómo funcionan los paneles solares flexibles?

 

Los paneles solares flexibles funcionan bajo la misma lógica que los paneles solares rígidos. Es decir, la energía de las partículas de luz (fotones) es transformada en electricidad mediante el efecto fotovoltaico. Dicho de otro modo, los fotones inciden en la placa solar produciendo corriente eléctrica debido a que su energía provoca que dichos fotones fluyan en las células solares.

Lo que se obtiene de este proceso es corriente continua, la cual se puede transformar en corriente alterna gracias al uso de un inversor.

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar placas solares flexibles?

 

A la hora de comprar placas solares flexibles, es interesante considerar ciertas características para asegurarnos de que conseguimos exactamente lo que necesitamos. Algunas de las cuestiones a tener en cuenta son las siguientes:

  • La cantidad de energía que necesitamos. Debemos saber cuánta energía nos hace falta antes de decantarnos por una u otra opción.
  • La potencia de las placas. No todas las placas solares flexibles nos ofrecen la misma potencia. Una vez sepamos cuánta energía precisamos, podremos empezar a valorar placas solares con más o menos potencia.
  • La eficiencia de los paneles solares. No todos los paneles solares flexibles presentan la misma eficiencia. Por eso, debemos fijarnos en si lo que necesitamos son paneles monocristalinos o policristalinos
  • El tamaño de las placas solares. A la hora de comprar un panel, veremos que existen diferentes dimensiones. Para decantarnos por una u otra, será preciso conocer el tamaño de lugar o dispositivo donde la queremos instalar.
  • El peso. Otra de las cuestiones importantes es el peso de la placa. Esto, al igual que el tamaño, va de la mano con el lugar donde la vamos a colocar, ya que debemos asegurarnos de que será capaz de soportar el peso de dicha placa.
  • Resistencia de los paneles. Al igual que cuando realizamos cualquier otra compra, debemos fijarnos en la durabilidad de las placas, puesto que esto será lo que nos garantice el funcionamiento del sistema a largo plazo.

Los precios de las placas solares flexibles suelen ser bastante asequibles, pero, como siempre, dependerá de las características finales que elijamos. Con todo, no será necesario desembolsar una gran cantidad de dinero para poder adquirir exactamente el panel que necesitamos.

 

Ventajas de los paneles solares flexibles

 

Los paneles solares flexibles cuentan con una serie de ventajas que queremos contarte para que puedas conocer exactamente por qué son una excelente opción.

  • Ahorro de dinero. Las placas solares flexibles te ayudan a reducir el consumo eléctrico, por lo que tus gastos en electricidad se verán afectados positivamente. Además, su instalación es rápida y barata, por lo que ahorrarás desde el principio.
  • Gran resistencia. Estos paneles suelen tener una vida útil de entre 25 y 40 años a pesar de su maleabilidad. Pueden aguantar perfectamente condiciones climáticas adversas debido precisamente a la calidad de los materiales con los que están fabricados.
  • Peso ligero. Debido a que pesan hasta un 75% menos que un panel solar estándar, son ideales para lugares que no pueden soportar grandes cargas o para ser transportados de un lugar a otro.
  • Una opción sostenible. En la fabricación de estas placas se utiliza una cantidad menor de materias primas que en los paneles solares estándar, por lo que son realmente respetuosos con el medio ambiente.
  • Resultado más estético. Debido principalmente a su flexibilidad, estas placas pueden adaptarse a distintas superficies, lo cual proporciona un acabado visualmente más armonioso.
  • Ahorro de espacio. Al ser más finos y maleables, ocupan menos volumen que las placas fotovoltaicas convencionales.
  • Mantenimiento simple. Este tipo de paneles no necesita un gran mantenimiento, más allá de los básicos que también afectan a los paneles convencionales. Por eso, es sencillo mantenerlos al máximo rendimiento durante muchos años.

Como ves, los paneles solares flexibles cuentan con una serie de ventajas que los hacen ideales para determinadas ubicaciones y dispositivos. Si tú también estás interesado en este tipo de paneles, ¡deja que te asesoremos!

 

Francisco Gimenez
Escrito por
Francisco Gimenez
Director de operaciones de Ensoval Renovables
Licenciado en Ciencias Ambientales y técnico superior en eficiencia energética y energía solar. Profesional con más de 10 años de experiencia en el sector de las energías renovables.
Déjanos tu valoración
4.04 basado en 28 opiniones
ÍNDICE DE CONTENIDOS
Pásate al autoconsumo
Desde
39,90
€/mes
0% de interés (TIN 0% TAE 1,94%)

¿Hablamos?